Nacionales | Deportes

Martes, 06 Octubre 2020 19:17

DIEGO SCHWARTZMAN A SEMI FINALES DE ROLAND GARROS

Diego Schwartzman batió al austríaco Dominic Thiem por 7-6 (1), 5-7, 6-7 (6), 7-6 (5) y 6-2 para alcanzar por primera vez en su carrera las semifinales de Roland Garros

Fue una batalla titánica que se prolongó por cinco horas y ocho minutos y quedó en manos del argentino. Asegurado el top ten del ranking mundial a partir del lunes, el Peque ahora espera al ganador del español Rafael Nadal y el italiano Jannek Sinner, que se miden en el último turno en la cancha Phillipe Chatrier.

Histórico. Emocionante. Se trata de un martes fabuloso para el tenis argentino, porque varias horas antes, Nadia Podoroska superó a Elina Svitolina y alcanzó la misma instancia en este torneo parisino raleado en tribunas y condicionado por el viento y la lluvia. De hecho, la rosarina estuvo presenciando la gesta de su compatriota desde las tribunas de la Chatrier. Al compás de este triunfo frente al N° 3 del mundo, el jugador formado en el Náutico Hacoaj se mete de lleno en la carrera por el Masters de Londres, que se jugará del 15 al 22 de noviembre.

"Este partido es muy importante para mí por la calidad de Thiem y porque es mi amigo en el circuito. Creo que al final, esta noche y después de cinco horas, yo merecía ganar. Estoy feliz no solo por las semifinales, sino también por lo que he jugado", comentó Schwartzman (12° preclasificado), con una sonrisa dibujada y frente a la mirada de su entrenador, Juan Ignacio Chela, secundado por el preparador físico Martiniano Orazi.

Schwartzman, que había alcanzado los cuartos de final en tres ocasiones en Roland Garros 2018 -cayó ante Nadal- y en el US Open, en 2017 y 2019, supo restablecerse en el primer set de un quiebre. El austríaco se adelantó 4-2, pero enseguida el jugador formado en el Náutico Hacoaj se repuso y recuperó su servicio en el game siguiente. Luego, en el tie break, dominó con solvencia y dio un gran primer paso. La diferencia estuvo en los errores no forzados: Thiem cometió 19, mientras que Schwartzman solo 11.